Número 2 - Año 2010 - ISSN 1852 - 4699
 
16

Roman Polanski: Wanted and Desired
(Marina Zenovich, 2008)


En los últimos años, varios canales de cable en los Estados Unidos han imitado el formato de E! True Hollywood Story produciendo programas sobre las escandalosas vidas de las celebridades. Hoy en día hay columnistas de la farándula que son más famosos que muchas celebridades (Paris Hilton) y pareciera que las estrellas de Hollywood han entrado en competencia para ver quien hace más escándalos con su vida para salir en la tapa de las revistas.
El documental Roman Polanski: Wanted and Desired dirigido con distinción por Marina Zenovich (producido por Stephen Soderbergh), también se ocupa de las vicisitudes de una celebridad. El documental fue distribuido por HBO, ganó el premio a la mejor edición en Sundance y fue seleccionado para el festival de Cannes (2008). A diferencia de los exposés televisivos, Zenovich no se ocupa en ventilar los paños menores del director polaco, sino en recordar y analizar en detalle los avatares del juicio que debió afrontar por haber, según sus detractores, “violado”, y según sus defensores, “tenido relaciones sexuales”, con una menor de 13 años (Polanski tenía 44 años).
A pesar que Zenovich comienza el documental con el tono amarillista del canal E!, en los primeros minutos logra otorgarle al personaje de Polanski cierta simpatía al recordar que su madre murió en el Holocausto y su padre apenas pudo sobrevivirlo. El documental obliga al espectador a imaginar el trauma que estas tragedias pudieron ocasionar en el joven director y a rastrear en su filmografía huellas de estas heridas. Desde sus primeros largometrajes- El cuchillo en el agua (1962), Repulsión (1965), Polanski conquistó el mercado internacional con sus historias retorcidas, crueles y, para muchos, diabólicas.
Es conmovedor ver material de archivo seleccionado por Zenovich y su equipo donde vemos a este enfant terrible dirigiendo a la atractiva Sharon Tate en La danza de los vampiros (1967). Se los ve inmensamente felices, la postal perfecta de la vida de una pareja de artistas exitosos. Estas secuencias permiten imaginar al cine como un apasionante acto de creatividad y a sus creadores, como visionarios. Otros espectadores, que tal vez nunca soñaron con ser directores, podrán envidiarle a Polanski, un tipo “demasiado bajito” para poder conquistar tantas mujeres hermosas, su vida de Casanova. Vemos a Polanski de fiesta con los Beatles, Peter Sellers y los Rolling Stones. Zenovich maneja con maestría las cadencias y los contrapuntos de las imágenes de archivo y la banda sonora. Da escalofríos ver al pequeño director hacerse paso entre una aglomeración de periodistas días después de la matanza donde fue asesinada, por el clan Manson, la bella Tate, embarazada de ocho meses.
Polanski pasa rápidamente de víctima a victimario cuando el documental se dedica a exponer los detalles del episodio de abuso sexual, acaecido pocos meses después de la matanza. También en este caso, el material de archivo es extraordinario. Vemos las fotos que Polanski le sacó desnuda a la joven en el jacuzzi (en la casa de Jack Nicholson) antes de sodomizarla (él mismo admitió esta acción). Para muchos directores inexpertos, sería tentador cuestionar las acciones de Polanski y exigir, a través de pruebas irrefutables, que el espectador lo juzgue. Pero Zenovich no está interesada en debatir si es admisible tener sexo con una menor o probar que Polanski es un violador. Para bien o para mal, Zenovich concentra sus esfuerzos en exponer la corrupción del Juez Rittenband, un magistrado más interesado en fomentar su imagen pública que en proteger a la joven a través de un juicio justo y lejos de las cámaras de televisión.
El 1 de febrero de 1978, aconsejado por el productor italiano Franco Zeffirelli, Polanski se tomó un vuelo a París y nunca volvió a los Estados Unidos. Su abogado defensor y el fiscal de la corte de Los Ángeles afirman en el documental que hizo bien. Según ellos, nunca hubiera recibido un juicio justo mientras el caso estuviera en manos de Rittenband. La fama de una estrella de Hollywood y las ambiciones del Juez subvirtieron una vez más un proceso judicial en Los Ángeles. Hoy, los diarios de todo el mundo se ocupan del arresto de Polanski en Suiza por aquel crimen que parecía olvidado. A pesar de todos los galardones que Polanski ha recibido por sus películas no han podido apagar el odio y resentimiento de aquellos que están seguros que hace casi treinta años este director salió airoso.

 

Por Tomás Crowder-Taraborrelli

Ficha técnica:

*Dirección: Marina Zenovich. *Fotografía: Tanja Koop. *Sonido: Antoine Mercier. *Montaje: Joe Bini. *Producción: Jeffrey Levy-Hinte y Marina Zenovich. *Origen: Estados Unidos/Reino Unido. *Duración: 99 minutos.

 


pru

tapa1

Número 1

 
cd
Cursos virtuales:

Cine documental: estilos y autores
Historia del cine documental argentino
www.cinedocumental.com.ar
 
col www.revista.cinedocumental.com.ar
col revista@cinedocumental.com.ar
col Revista de publicación semestral
 

 


Cine documental ISSN 1852 - 4699
Dirección: Javier Campo - Pablo Piedras
Comité asesor: Gustavo Aprea - Fernando Birri
Andrés Di Tella - Carmen Guarini - Ana Laura Lusnich
Mariano Mestman - María Luisa Ortega - Antonio Weinrichter

Habana 2924 2º CP 1419 CABA - (+54 11) 3526 4923
Editor responsable: Javier Campo