teoria
 
Número 4 - Año 2011 - ISSN 1852 - 4699
 

cri
Cuchillo de palo
(Renate Costa, 2010)


“Asunción. Una ciudad que da la espalda al río”. Con estas palabras, acompañadas de magníficas imágenes crepusculares desde la costa, comienza el documental de la joven realizadora paraguaya.

Renate Costa pone el cuerpo en esta historia, un documental en primera persona, con la misma valentía que Roberto Costa, un gay perseguido durante la dictadura de Stroessner, transcurrió sus últimos años. Quizá porque por sus venas corre la misma sangre que un día dejó de latir en el cuerpo de su tío desde hace una década, en un suceso extraño y sin explicaciones oficiales ni familiares.

El film va construyendo a través de los relatos de familiares, amigos, fotos, noticias del diario y listas publicadas por las autoridades policiales, a un ser que según dicen, murió de pena. El único de todos los hermanos que no quiso trabajar en la herrería del abuelo. El “cuchillo de palo”, el que no cumple con los mandatos sociales, el que no sirve para los fines que la “naturaleza” le marca.

El barrilete que la directora arma en la terraza con su padre, el hermano de Roberto, que no puede volar y se enreda entre los cables de la calle, es casi una metáfora del tío que no quiso romper con los lazos familiares pero se construyó un personaje, que sólo salía de noche: Héctor Torres. Atrapado, como ese barrilete, entre la trama y la urdimbre de la sociedad paraguaya machista hasta hoy en día, religiosa hasta el cansancio, moralista, con todas las marcas que dejó la represión.

¿Cómo se re-construye la vida de un ser querido que ya no está y de cuya existencia poco se conoce, porque en la familia “de eso no se habla”? Quizá desde nuestras propias historias, las que hoy pueden ser contadas. Desde nuestros prejuicios, desde nuestros recuerdos y desde las personas que lo conocían.

El documental de Costa indaga el mundo privado, familiar, y construye un discurso: pero el discurso que funda no se agota en una singularidad individual, sino que se extiende hacia una pluralidad social e histórica, y a partir de allí se transforma en una suerte de denuncia.

El 1 de setiembre de 1959 el locutor de Radio Comuneros, Bernardo Aranda, fue asesinado y calcinado con el combustible de su moto, en un aparente crimen pasional que involucró a un alto hombre del régimen. Para encubrir el brutal crimen, las autoridades policíacas montaron una gran caza de brujas, arrestando a cualquier persona sospechada de ser homosexual, “por reunir la misma condición que el supuesto asesino”. Peluqueros, bailarines… gente que se salía de los cánones convencionales sumaron 108 personas. Héctor Torres (Roberto Costa) estaba en esa lista. “… ¿Cómo volver a mostrar esta lista sin seguir haciendo daño?”, se pregunta Renate Costa. ¿Cómo seguir adelante con estas incógnitas cuya resolución nadie busca, nadie recuerda, nadie investiga? Cerrar y olvidar sería más fácil.

La directora entrevista a amigos, familiares y se la ve indagando en la película, desmontando todo el tiempo el dispositivo cinematográfico. Aquí no hay ocultamientos, permanentemente el espectador se enfrenta con la realidad que se le muestra, una historia de vida y una muerte oscura.

Temas que no se tocan. Secretos que sabe todo el mundo. La discriminación, la homofobia, el desamor, la negación y la falta de comprensión dentro de la propia familia. La película investiga, denuncia y reactualiza uno de los peores capítulos de la condena social y el racismo de la historia paraguaya, que después se sedimentaría bien en la mente colectiva. La narración en primera persona le sirve a la directora primero para encarnar esta historia privada, hacerla suya, y, luego, irradiarla inevitablemente hacia lo público. Quizás sea el arte de las nuevas generaciones el encargado de conservar la memoria y de librar una batalla, después de tantos años, contra la des-memoria.

 

Laura Contreras


Ficha técnica:
Guión y dirección: Renate Costa. Producción: Marta Andreu y Susana Benito. Dirección de Fotografía: Carlos Vásquez. Edición: Núria Esquerra. Origen: Paraguay/España.


pru

tapa1 Número 1

tapa2
Número 2


tapa3
Número 3


Cine Documental ha sido declarada de interés cultural por el Consejo de Promoción Cultural del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Resolución nº 202.
escudo



El equipo de la revista
Cine Documental ha sido
distinguido con una beca
para Proyectos Grupales
del Fondo Nacional
de las Artes

fnartes
cd
Cursos virtuales:

Cine documental: estilos y autores
Historia del cine documental argentino
www.cinedocumental.com.ar
 
col www.revista.cinedocumental.com.ar
col revista@cinedocumental.com.ar
col Revista de publicación semestral
 

 


Cine documental ISSN 1852 - 4699
Dirección: Javier Campo - Pablo Piedras
Comité asesor: Gustavo Aprea - Fernando Birri
Andrés Di Tella - Carmen Guarini - Ana Laura Lusnich
Mariano Mestman - María Luisa Ortega - Antonio Weinrichter

Venezuela 3318 3.10 - CP C1211AAL CABA
Editor responsable: Javier Campo